Haz clic en el icono + para visualizar el resto del contenido.

Menos control y más observación
¿Sabías que el ego le pone trampas muy discretas a nuestro equilibrio? Pues sí… Así es. Y no se trata de alguna acción voluntaria o predeterminada, eso solo la consecuencia de dejar que nuestra mente se imponga por encima de la voz de nuestra alma. Una de las trampas del ego es hacernos creer que estamos en equilibrio cuando en realidad estamos en control.

El control es, de hecho, lo opuesto al equilibrio. Y es muy peligroso porque, con el engaño de que estamos en balance, nos lleva a contenernos: llegado el momento en el que no podemos sostener más esa energía pasamos de inmediato al otro extremo, que es el descontrol.

Para vivir una vida más equilibrada tenemos que hacer la tarea de revisarnos, pero desde afuera. ¿Eso qué quiere decir? Sabemos que lo externo es reflejo de lo interno y siempre nos mostrará aquellas cosas que nosotros, por nosotros mismos, quizás no podemos revisar. Entonces, basta de intentar convencernos de que estamos bien, de que todo va bien. Tengamos el valor de mirar en el mundo lo que aún no hemos podido ver en nosotros: vayamos prestando atención a lo que hacemos durante el día, cómo lo hacemos y si eso nos representa.

¡Soltemos el control, pasemos a la observación y hagamos espacio al equilibrio!

Más escucha y menos habla

Sé que muchas cosas que te digo pueden parecerte densas, por eso desde hace meses he venido preparando píldoras de conceptos espirituales para que te ayudes en caso de que te sea complicado.Si hay una recomendación que hago con mucha recurrencia es “habla menos y escucha más”. Te explico por qué: la manera como nos comunicamos afecta no solo la forma en que nos relacionamos con los demás sino también con nosotros mismos. El acto del habla sobreestimula nuestra mente porque le exige recopilar mucho del afuera para dar respuestas. En cambio, cuando escuchamos con atención predomina el silencio, ayudándonos a mantener el equilibrio.

Los invito a: 1) practicar la escucha silenciosa como verdadero acto de comunicación y 2) quitarle un poco de tiempo a la palabra dicha. Dos personas que hablen en sí mismas (ese proceso de elaboración del pensamiento para responder) no pueden comunicarse. La comunicación llega cuando la comprensión es posible y el contacto con la otra persona ocurre más allá de este movimiento de palabras.

La comunicación a nivel de palabras es un acto del mundo, un acto del cuerpo. Las almas usan palabras para llevar una energía que se sintetiza en esas palabras.

Desafiemos las leyes del equilibrio

¡Vamos a desafiar el equilibrio haciendo aquello que creemos que nos puede desequilibrar!

Vamos a revisar los pendientes que tengamos en nuestra vida de aquellas cosas que hemos sentido hacer, que hemos sentido decir, que hemos sentido compartir, pero que hemos postergado o que hemos hecho de una forma que no nos representa.

Suele ocurrir que demoramos en tomar decisiones que nos equilibran y asumimos la demora por temor al desequilibrio externo. Preferimos mantener el aparente equilibrio con el entorno y vivir nosotros en desequilibrio porque nos han enseñado a vivir desde la economía de la culpa: la culpa dice que debo sacrificarme o castigarme y mi sacrificio debe estar en función del bienestar de los demás.

¡Vamos a ser honestos y vamos a descubrir qué hemos estado postergando o qué hemos hecho tímidamente porque creímos que iba a generar algún tipo de desequilibrio! Si lo que estoy haciendo representa mi verdad voy a estar en paz ante este aparente caos o desequilibrio alrededor.

RECUERDA: nunca nada que sea amoroso para nosotros va a hacer daño o puede impactar negativamente en nuestro entorno.

¿Quieres profundizar más en algunos de estos temas?

Esto es solo un abreboca: puedes hacerlo a través de los contenidos del Camino del silencio, Camino de la respiración o Camino de los talentos. Sin embargo, también puedes volver sobre estos artículos que te ayudarán a ampliar información puntual:

Si quieres ahondar más en estos temas puedes suscribirte a nuestra comunidad y disfruta de todos los contenidos.

¿Aún no sabes de qué se trata la Comunidad? Es un espacio que he creado para apoyarte a conectar contigo mismo con el fin de que descubras, de manera consciente e intencionada, tu propósito de vida de modo que puedas vivir en un estado de bienestar integral.

En esta membresía comparto audios, meditaciones y lecciones que te ayudan a integrar mente-alma-espíritu para que potencies tu amor propio, pues este es el punto de partida para poder relacionarte armoniosamente con todo lo que te rodea. Además, cada mes celebramos un encuentro en vivo que sirve para profundizar todas las lecciones, hacer preguntas e interactuar conmigo y otros miembros de la Comunidad.

También, al ser parte de nuestra Comunidad, podrás disfrutar de estos beneficios:

✓ Descuentos en Productos Digitales del 50% para quienes tengan + de 3 meses
✓ Descuentos en Conferencias Presenciales del 20% para quienes tengan + de 6 meses
✓ Descuentos en Spiritual Bootcamps del 10% para quienes tengan + de 12 meses
✓ Descuentos en Viajes del 10% para quienes tengan + de 12 meses
✓ Participación en el sorteo mensual de una mentoría

¿Nos vemos por allá?

<< Resumen etapa 1, 2 y 3 | El equilibrio: el arte del balanceResumen etapa 7, 8 y 9 | El desequilibrio vive en el pasado y en el futuro >>
(Visited 5 times, 1 visits today)