Haz clic en el icono + para visualizar el resto del contenido.

Mirarnos para relacionarnos

Es oficial: acabamos de poner un pie en la segunda mitad del año. ¡Y ahora es cuando este Peregrinaje 2020 se pone interesante! Los primeros meses los dedicamos a sentar, con mucha paciencia y delicadeza, las bases del autoconocimiento para una vida de bienestar ya de aquí en adelante el trabajo será más de integrar todo lo aprendido y poner en práctica.
Esta etapa nos llevará a mirarnos desde muchas perspectivas para poder comprender las múltiples dimensiones de nuestras relaciones. El Camino de las relaciones nos propone una nueva manera de relacionarnos que nos pide alejarnos de las viejas formas, pero para ello nos espera una tarea espiritual: conectar con nuestra alma. Este es un camino de acción, no de conocimiento.

Las proyecciones en el centro de la escena

Así como pensamos, así vemos (a los otros y a nosotros mismos).
Así como pensamos, serán nuestras experiencias (individuales y colectivas).
Es por eso que nuestros juicios determinan cómo vamos a vivir (en la relación con nosotros y en la relación con los demás).

Primero pienso, luego me relaciono

No pocas veces les he dicho que la interpretación de todo lo que vemos manifestado afuera se construyó primero en nuestra mente y las relaciones no escapan de este razonamiento. Parte del desarrollo de la personalidad de cada uno de nosotros (del ego) implica “crear una identidad propia”, pero para que exista dicha personalidad, ésta, paradójicamente, va apagando la voz del alma y abriéndole paso al ruido externo.

Desde el momento en el que ponemos de manera inconsciente la guía del alma en un segundo plano nos volvemos seres humanos divididos, porque la mente jala para su lado mientras que el alma espera, con humildad, ser escuchada. Las relaciones vienen a ayudarnos a resolver estos conflictos, esa es su razón de ser.

El otro es mi espejo

La mayoría de las cosas que nos ocurren con los demás están basadas en las proyecciones de nuestros pensamientos, por eso decimos que el otro es nuestro espejo. La particularidad de una proyección es que nos devuelve una imagen idéntica, pero al revés. Es decir, vemos lo opuesto que en realidad es complementario.

Si queremos traducir esto a un lenguaje más práctico sería algo más o menos así: la proyección es eso que vemos afuera pero que sucede dentro de nosotros. Es decir, vemos en los demás aquello que no nos estamos permitiendo ver en nosotros. Las otras personas nos ayudan a ver en nosotros qué nos ocurre, cuáles son las creencias que tenemos de nosotros mismos que no hemos resuelto y es por eso que necesitamos un espejo: para poder verlas y trabajarlas.

Y vaya que esto es importante porque

✓No hay acto de amor más grande que otra persona se quede frente a mí para poder verme.
✓No hay acto de amor más grande que quedarme frente al otro para que pueda verse a sí mismo.

Si somos libre para pensar, somos libres para relacionarnos

Afortunadamente crear las relaciones que queremos depende de nosotros. Y digo afortunadamente porque si dependiera de alguien más seríamos esclavos de las decisiones de los otros. De acuerdo con esto, hay dos sistemas de pensamiento que marcan la manera como nos vamos a relacionar con los demás:

  • Basado en el miedo, en el ego, en todas las partes de mi historia personal en las que me he quedado trabado y no me ha gustado.
  • Basado en el amor, en la voluntad de querer mirar más allá, en integrarnos

PERO como la mayoría de las cosas que nos ocurren con los demás están basadas en las proyecciones de nuestros pensamientos, podemos sanar cualquier relación solo con modificar nuestra forma de pensar: al ser libres de elegir pensamientos también somos libres de elegir cómo queremos vivir nuestra experiencia con los otros.

Perdonar para derrumbar las proyecciones

El perdón, como lo entendemos, es un gran acto de soberbia. ¿Por qué? Porque pone sobre el otro toda la responsabilidad de nuestros pensamientos y emociones. El verdadero perdón es asumir lo que yo he proyectado en ti, pero también hay que hacerlo con compasión y agradecimiento.

COMPASIÓN: reconocer que lo que había pensado que era verdad no lo es.

AGRADECIMIENTO: reconocer la bondad del otro por estar allí y sostener “eso” que tanto me ha costado ver en mí.
En resumen, parte del proceso del perdón podría verse así:

PERDÓN = actitud compasiva + agradecimiento

Resultado:

✓Me asumo.
✓Reconozco las limitaciones o los errores en mi pensamiento.
✓Agradezco a los demás por mostrarte lo que de otro modo no hubiera podido ver en mí.

Tips para derrumbar proyecciones

Si de verdad estamos dispuestos a hacer el trabajo que se requiere para tener relaciones saludables de todo tipo, entonces debemos pasar por el proceso de derrumbar para volver a construir. Para ir desmontando todas esas falsas creencias que te limitan y limitan las relaciones que queremos manifestar, les dejo estos tips.

¿Cómo deshacer lo que estamos proyectando?

  • Identificar el juicio hacia las otras personas
  • Preguntarnos: ¿qué tiene que ver esto conmigo?
  • No hagamos reflexiones directas sino opuestas: por ejemplo, si veo que una persona no tiene límites quizás yo me estoy poniendo demasiados límites.
  • Haciendo afirmaciones de eso que veo como opuesto pero que en realidad es complementario: por ejemplo, yo soy ilimitado
  • Debo sentir si esas afirmaciones responden a nuestra verdad, si se sienten en paz
  • Preguntándonos por qué no asumíamos en nosotros esa posición

Guía rápida para ponerte al día con el Peregrinaje 2020

Si apenas te estás uniendo a este caminar: ¡bienvenido! Entiendo que hay muchos conceptos que pueden ser abstractos para ti, por eso quisiera recomendarte estos artículos que te serán de gran ayuda para aterrizar algunos de los conceptos e ideas que hemos venido desarrollando:
Para que te apoyes con los términos claves usados en este artículo te dejo este pequeño mapa:

Si quieres ahondar más en estos temas puedes suscribirte a nuestra comunidad y disfruta de todos los contenidos.

¿Aún no sabes de qué se trata la Comunidad? Es un espacio que he creado para apoyarte a conectar contigo mismo con el fin de que descubras, de manera consciente e intencionada, tu propósito de vida de modo que puedas vivir en un estado de bienestar integral.

En esta membresía comparto audios, meditaciones y lecciones que te ayudan a integrar mente-alma-espíritu para que potencies tu amor propio, pues este es el punto de partida para poder relacionarte armoniosamente con todo lo que te rodea. Además, cada mes celebramos un encuentro en vivo que sirve para profundizar todas las lecciones, hacer preguntas e interactuar conmigo y otros miembros de la Comunidad.
También, al ser parte de nuestra Comunidad, podrás disfrutar de estos beneficios:

✓ Descuentos en Productos Digitales del 50% para quienes tengan + de 3 meses
✓ Descuentos en Conferencias Presenciales del 20% para quienes tengan + de 6 meses
✓ Descuentos en Spiritual Bootcamps del 10% para quienes tengan + de 12 meses
✓ Descuentos en Viajes del 10% para quienes tengan + de 12 meses
✓ Participación en el sorteo mensual de una mentoría

RESUMEN ETAPAS 11 AL 17 | Somos más que el centro de nuestras relaciones: ¡somos el origen! >>
(Visited 413 times, 1 visits today)