Haz clic en el icono + para visualizar el resto del contenido.

Iniciamos el último trimestre del 2020 sintiendo que este año se ha llevado muchas de nuestras rutinas, pero también invitándonos a volver a dinámicas más simples, a revisar lo importante y reconectarnos con nuestro estado natural y auténtico.

Digamos que hemos sido empujados, sin darnos cuenta, a retomar lo que somos, eso que siempre hemos sido pero que muchas veces lo dejamos de lado. Lo maquillamos con lo que queremos ser o queremos que pase.

Es precisamente cuando reflejamos lo que somos que empezamos a vivir en autenticidad; teniendo clara nuestra intención. Nos animamos a tomar acción y renunciamos a todo tipo de dependencias. Por eso, es fundamental dejar de postergar el decirnos sí, tomar cartas en el asunto para que lo que hagamos se parezca más a lo que queremos ser.

El Camino de la autenticidad

Lo que vamos a ser ya lo somos: sobre esta premisa reflexionaremos los próximos 31 días. Le sumaremos la tarea de observarnos y descubrir nuestra verdad para vivir con mayor propósito.

El objetivo de esta etapa del Peregrinaje 2020 es:

  • Vivir con menos dependencias del mundo externo.
  • Reconocer la verdadera intención que nos mueve para tomar mejores decisiones y que estas se conviertan en acciones.
  • Identificar los miedos que nos alejan de una vida auténtica, por ende, de la vida que nos corresponde por destino.
  • Encontrar y sostener nuestro bienestar en cualquier momento de la vida.
  • Elegir desde el discernimiento cuáles pensamientos debo soltar y cuáles debo atender.
  • Tomar consciencia para ser más amables, creativos e ingeniosos.

Pero, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Llegamos a este camino luego de pasar 9 meses trabajando en otras paradas de nuestro Peregrinaje 2020. Por aquí pueden ver un pequeño resumen de las estaciones que ya visitamos:

El Camino del Alma → Reconectamos con nuestro verdadero “Yo” para trascender los 5 sentidos, de modo que podamos cumplir nuestro propósito sin importar las circunstancias externas.

Aquí encontrarás algunas pistas para comprender cómo opera el destino.

El Camino de los Talentos → Reconocimos que vinimos al mundo con suficientes capacidades prácticas (dones) de lo que podemos hacer con facilidad (talentos) para garantizar nuestra abundancia.

Descarga este cuaderno de ejercicios + audios para ir hacia la mejor versión de ti mismo.

El Camino del Silencio → Aprendimos que el silencio debe ser entendido no como ausencia de sonido, sino como lugar de observación y quietud interna, y que la identificación con nuestra mente es el primer obstáculo para conectar con nuestra alma.

Aquí te dejo algunas ideas para entender el miedo

El Camino del Cuerpo → Miramos el cuerpo desde otra perspectiva para comprender su servicio y aliviarlo, de modo que el alma pueda cumplir su tarea. Es solo a través de la densidad del cuerpo que el alma puede cumplir su propósito y por eso es uno de los recursos más valiosos dentro de lo humano.

Para comprender la multidimensionalidad del cuerpo haz clic aquí

El Camino de la Respiración → Comprobamos con hechos que cuando empezamos a respirar con consciencia se genera un movimiento energético interno: la voluntad y la fuerza interior aparecen y todo comienza a ordenarse. Por lo tanto, si mejora nuestra respiración nuestra vida integral mejorará.

Si te interesa saber más sobre la respiración consciente, te dejo este artículo

El Camino del Equilibrio → Aprendimos que lo importante no es estar siempre en el centro, sino aprender a oscilar de un lado al otro hasta tener la capacidad de desplazarnos.

Si necesitas una guía rápida para mantener el equilibrio, descarga este ejercicio

El Camino de las Relaciones → Nos proporcionó una mirada sobre 31 aspectos específicos en el tema de las relaciones para replantearse la forma de relacionarnos e integrar al otro como una vía para conocernos mejor.

La primera puerta a cualquier relación somos nosotros, por eso he preparado este artículo

El Camino de la Simpleza → Dejamos de ver la simpleza como una reflexión filosófica para verla como un instrumento, una forma de vida.

Por aquí puedes encontrar un pequeño pero poderoso ejercicio: lista de cosas que necesitamos eliminar para simplificar

El Camino de la Aceptación → Usamos la aceptación como un recurso del alma para darle sentido a lo que racionalmente no podemos entender y para solucionar problemas.

Con este ejercicio entenderás la aceptación y a gestionar algunas de tus emociones suprimidas y reprimidas

Este Peregrinaje 2020 puedes verlo como un todo que se integra y se completa mes a mes, o como lecciones individuales que pueden sumar a tu proceso de crecimiento y bienestar integral. Espero que disfrutes de esta y cada una de las etapas y que te sean de un enorme provecho.

UCDM | No tengo pensamientos neutros >>
(Visited 937 times, 1 visits today)