Menos es más: esta será la premisa que nos acompañará en este Camino. La complementaremos con esta propuesta: dejar de ver la simpleza como una reflexión filosófica para pasar a verla como un instrumento, una forma de vida.

Profundizaremos en elegir desde el discernimiento qué es lo importante y qué lo valioso, renegociar nuestros compromisos para quedarnos sólo con lo que nos da paz, reducir esfuerzos y aplicar más enfoque, trabajar la gestión de expectativas y más para vivir la vida que nos representa.