Haz clic en el icono + para visualizar el resto del contenido.

Cuando la mente y las emociones nos llenen de impulsividad, aprendamos a detenernos y ser prudentes, para ir más atentos a las señales del alma.

¿Debo seguir siempre lo que me dice el corazón? >>