Haz clic en el icono + para visualizar el resto del contenido.

Cuando he encontrado mi propia voz y sé quién soy, puedo escuchar más atentamente a los demás, en vez de perder tiempo en tratar de convencerles.

Animarnos a pensar diferente (y convivir con la diferencia de los otros) >>