Aunque nos separe la distancia, estamos junto a los nuestros

Es posible que esta semana no estemos cerca de todas las personas que nos gustaría. Unas porque viven lejos, otras porque aún cuando viven cerca, no están en disponibilidad de un encuentro. Como emigrante y viajero, he aprendido a convertir el desafío de la nostalgia en el descubrimiento que, si nos pensamos, quizás estemos lejos, pero si nos sentimos, estaremos más cerca.

El amor no reconoce distancias. Cuando amamos, el tiempo y el espacio son parte de un juego, pero el juego es mucho más grande. Si nos animamos a sentir a los demás, no cambiará el tiempo ni la distancia, pero no nos sentiremos solos. Con esas personas compartimos afecto, cariño, sueños y… ¡tantos momentos compartidos! Esto tiene más fuerza que el hecho de
tenerte al lado.

Lo sé, si estuviéramos sentados juntos en este momento sería mejor, pero ya es hora de que despertemos otros recursos que nuestro espíritu nos da y que habíamos dejado de lado.

Conectemos más allá de las excusas. Sintamos la presencia en nuestro corazón, cuando las palmas de la mano no puedan tocarse. Estoy convencido que todo desafío viene a expandirnos.

Y este año, que de desafíos hubo de todos los tamaños y colores, nos deja puertas abiertas a un mundo que antes no habíamos explorado.

Los siento y eso nos acerca.

Julio.

Un regalo para renacer el próximo año

El 2020 lo dejaremos atrás, ¿te animas a hacer la diferencia este nuevo año?
Disfruta de este compendio de intenciones de Bevione para aplicarlas a tu cotidianidad durante todo el año. ¡Está disponible en Amazon para regalar a tus seres queridos!

Comprar el libro desde USA
Comprar el libro desde Europa

Si tienes alguna duda, escribe a [email protected] o vía WhatsApp y Adri del Team Bevione estará encantada de apoyarte.

(Visited 69 times, 1 visits today)