Haz clic en el icono + para visualizar el resto del contenido.

Septiembre es el mes que inaugura el principio del fin del año. Una vez pisamos este mes algo se activa dentro de nosotros y empezamos a sentir la urgencia que traen los finales junto con la emoción de los nuevos comienzos.

Y entre nostalgias y cuentas regresivas los balances entran en escena: ponemos en contraste las expectativas de lo que se quería lograr “a estas alturas” respecto a la realidad de lo que ha sido. Los más satisfechos aceptan de buen agrado estos resultados preliminares, otros se resignan mientras que algunos sienten que han fracasado.

Pero, ¿es posible darle una lectura “positiva” a eso que no salió según lo planeado o lo deseado? Sé por experiencia que este 2020 nos tiene a todos en un curso intensivo de gestión de incertidumbre y por experiencia también sé que para sortear toda sensación de fracaso es vital trabajar LA ACEPTACIÓN.

El Camino de la Aceptación

Aceptar no es estar de acuerdo con lo que no nos gusta, ni ser mediocres. Aceptar es tomar la realidad tal y como se presenta. No es más ni menos que eso. Sin embargo, el verdadero reto que LA ACEPTACIÓN nos propone es hacer la transición de esos pensamientos caprichosos que hablan sobre “lo que debió ser”, hacia el corazón. ¡Y para eso es vital hacer un trabajo profundo con nuestras emociones!

Para transitar esta etapa nos apoyaremos en estos beneficios de LA ACEPTACIÓN:

  • Como un recurso del alma para darle sentido a lo que racionalmente no podemos entender.
  • Como una vía para solucionar problemas.
  • Como un medio para integrar emociones suprimidas y reprimidas.
  • Como una manera para gestionar el estrés y el enojo.
  • Como una forma para soltar y dejar ir.
  • Como la clave para trabajar principios y finales.

El recorrido que nos ha traído hasta aquí

Para llegar a este camino hemos recorrido otras paradas en nuestro Peregrinaje 2020. Por aquí pueden ver un pequeño resumen de las estaciones que ya visitamos:

El Camino del Alma → nos entrena para conectar con nuestro verdadero “Yo”, ese que trasciende los cinco sentidos y que nos lleva a cumplir nuestro propósito, independientemente de las circunstancias externas.
Aquí encontrarás algunas pistas para comprender cómo opera el destino.

El Camino de los Talentos → nos muestra que todos vinimos al mundo con suficientes capacidades prácticas (dones) de lo que podemos hacer con facilidad (talentos) para garantizar nuestra abundancia.
Descarga este cuaderno de ejercicios + audios para ir hacia la mejor versión de ti mismo.

El Camino del Silencio → nos enseña que el silencio debe ser entendido no como ausencia de sonido, sino como lugar de observación y quietud interna, y que la identificación con nuestra mente es el primer obstáculo para conectar con nuestra alma.
Aquí te dejo algunas ideas para entender el miedo

El Camino del Cuerpo → nos invita a mirar el cuerpo desde otra perspectiva para comprender su servicio y aliviarlo, de modo que el alma pueda cumplir su tarea. Es solo a través de la densidad del cuerpo que el alma puede cumplir su propósito y por eso es uno de los recursos más valiosos dentro de lo humano.
Para comprender la multidimensionalidad del cuerpo haz clic aquí

El Camino de la Respiración → nos demuestra con hechos que cuando empezamos a respirar con consciencia se genera un movimiento energético interno: la voluntad y la fuerza interior aparecen y todo comienza a ordenarse. Por lo tanto, si mejora nuestra respiración nuestra vida integral mejorará.
Si te interesa saber más sobre la respiración consciente, te dejo este artículo

El Camino del Equilibrio → nos revela que lo importante no es estar siempre en el centro, sino aprender a oscilar de un lado al otro hasta tener la capacidad de desplazarnos.
Si necesitas una guía rápida para mantener el equilibrio, descarga este ejercicio

El Camino de las Relaciones → nos propone una mirada sobre 31 aspectos específicos en el tema de las relaciones. La intención es presentarles, sí, diferentes perspectivas de las relaciones, pero en las que cada uno pueda reconocerse como protagonista (con la responsabilidad y consciencia que esto supone).
La primera puerta a cualquier relación somos nosotros, por eso he preparado este artículo

El Camino de la Simpleza → nos lleva a dejar de ver la simpleza como una reflexión filosófica para pasar a verla como un instrumento, una forma de vida.
Por aquí puedes encontrar un pequeño pero poderoso ejercicio: lista de cosas que necesitamos eliminar para simplificar

Este Peregrinaje 2020 puedes verlo como un todo que se integra y se completa mes a mes, o como lecciones individuales que pueden sumar a tu proceso de crecimiento y bienestar integral. Recorre el camino como lo prefieras, ¡pero anímate a hacerlo!

El camino de la aceptación | ¿Qué es la aceptación? >>
(Visited 1.000 times, 1 visits today)