El ego no es otra cosa que idolatría; el símbolo de un yo limitado y separado, nacido en un cuerpo, condenado a sufrir y a que su vida acabe en la muerte.
Suscríbete y obtén acceso completo a la Comunidad y todo su contenido.