Tu propósito es ver el mundo a través de tu propia santidad. De este modo, tú y el mundo son bendecidos juntos.
Suscríbete y obtén acceso completo a la Comunidad y todo su contenido.