El destino es del alma y afecta a nuestra esencia y, por su lado, la personalidad tiene la libertad, según el uso de la conciencia, de vivirlo a su manera.
Suscríbete y obtén acceso completo a la Comunidad y todo su contenido.