Haz clic en el icono + para visualizar el resto del contenido.

El alma y las relaciones

Si tuviéramos que describir el alma energéticamente lo haríamos como se hace de forma tradicional: con la palabra luz, por su sutileza y liviandad.

Los seres humanos, como contenedores de esta luz, somos un sistema energético con diferentes frecuencias que van fluctuando según nuestro nivel de consciencia. Nuestros pensamientos, emociones y actos van determinando ese tipo de frecuencia que es la que sostenemos en este plano físico y también en el invisible.

Bajo este paradigma, lo común es que las frecuencias similares se encuentren (aunque esto a veces puede ser diferente), entonces, al aproximarnos a otra frecuencia es porque esa otra alma nos está ofreciendo su luz y cuando eso ocurre se establecen lo que llamamos relaciones.

El compromiso y compañerismo espiritual

Durante nuestra encarnación vivimos un permanente compartir con otras almas, aun cuando no podamos verlo y aun cuando nuestra mente no sea capaz de comprenderlo.

Las dinámicas del alma requieren un compromiso: de estar por el otro sin perderme yo, de quedarme en lugar de escapar, de ofrecer mi parte en ese aprendizaje, de estar pendiente de lo que yo hago. Todo esto va dejando de lado los deseos de la personalidad para que, de alguna manera, según los deseos del alma, creemos el arquetipo del compañerismo espiritual.

El compañerismo espiritualbusca promover la evolución del alma no sólo en mí, sino en la persona con la que estoy compartiendo. Cuando esta dinámica se crea estamos atentos a no reaccionar ante nuestra personalidad y estamos atentos a ver no sólo la personalidad del otro. Por el contrario, estamos siempre dispuestos a ir un poco más allá, a promover la evolución a partir del reconocimiento de esa otra parte que está en nosotros.

No importa dónde estemos, siempre vamos a tener la oportunidad de tener un compañero espiritual cerca porque es la única forma de garantizar la unión de las almas.

Como complemento a este tema también están:

  • Las comunidades espirituales y la tarea de trascender nuestras personalidades
  • La extensión del alma y su percepción aunque no estemos presentes

El desarrollo de todas estas reflexiones pueden oírlo en este audio que comparto con los miembros de la Comunidad Bevione.

¿Aún no sabes de qué se trata la Comunidad? Es un espacio que he creado para apoyarte a conectar contigo mismo con el fin de que descubras, de manera consciente e intencionada, tu propósito de vida de modo que puedas vivir en un estado de bienestar integral.

En esta membresía comparto audios, meditaciones y lecciones que te ayudan a integrar mente/alma/espíritu para que potencies tu amor propio, pues este es el punto de partida para poder relacionarte armoniosamente con todo lo que te rodea.

<< Aprende a fortalecer el poder que hay en ti¿Por qué son importantes las decisiones del alma? >>