¿Por qué nos deberíamos limitar por lo que nos ha pasado? No permitamos que el miedo nos ciegue ante nuestro propio valor.