Nuestros pensamientos son energía, nuestras emociones son energía y esa energía vibra. Entonces las vibraciones de aquello que quiero sumar a mi vida deben ser compatibles con mis vibraciones, que son lo que pienso y también lo que siento.

(Visited 14 times, 1 visits today)