Respeta tu tiempo, y el del otro, a la hora de perdonar, y ser perdonado.