A veces, lo más dramático nos trae un regalo, y lo mas doloroso termina siendo agradecido. La manera es que obra la vida, suele tener estos toques de aparente ironía. ¿Cuantas veces la razón por la que nos quejamos y renegamos se transforma es una razón para agradecer?
Suscríbete y obtén acceso completo a la Comunidad y todo su contenido.