Observar una emoción particularmente negativa sin juzgarla, ni interpretarla, respirar profundo, aceptarla para dejarla ir.
Suscríbete y obtén acceso completo a la Comunidad y todo su contenido.