Alinear deseo, pensamiento, sentimiento y acción en función de la paz y la abundancia. La Navidad, con su carga de buena energía, puede ayudarnos en esa gran tarea.
Suscríbete y obtén acceso completo a la Comunidad y todo su contenido.