Poner mi propio ritmo en un mundo que vive esclavo del tiempo, un mundo para el cual nada ocurre suficientemente rápido. Al ser paciente, acepto el tiempo de Dios.
Suscríbete y obtén acceso completo a la Comunidad y todo el contenido como: Intención del día, audiolibros, reflexiones, grabaciones de los Encuentros online, Ebooks, grabaciones de conferencias y acceso al grupo privado de Facebook