Esta es la semana para celebrar nuestra libertad, porque juntos hemos aprendido a ser libres de los juicios que solíamos imponer sobre el mundo. Durante estos días, y de ahora en adelante, celebremos nuestra espiritualidad y tratemos de integrarla a nuestra vida cotidiana.