Aquellos momentos o personas que llegan a tu vida y enjuicias como “malos”, son grandes maestros que vienen a enseñarte que tienes el poder de elegir vivir las cosas diferente y lograr una vida plena.