El perdón es una fuerza poderosa capaz de transformar todo aquello que forma parte de nuestra experiencia: relaciones, economía y hasta lo que llamamos destino.