Los juicios se oponen a la paz. Cada vez que buscas tener razón, estás renunciando a sentirte bien.