La gratitud es una divina estrategia que nos devuelve al amor. Seamos generosos y agradezcamos por aquellas personas y experiencias que llegaron para despertar en nosotros una conciencia mayor.