Aún en circunstancias que nos desequilibren, animémonos a seguir eligiendo la paz, siempre, sin importar qué, sin importar quién.