No importa dónde nos encontremos hoy, siempre podemos volver a empezar. Elijamos disfrutar el presente como recurso para soltar miedos del pasado y la ansiedad del futuro.