transitando-turbulencias

Estamos transitando las turbulencias de un cambio. Con algunas tormentas que no nos dejan ver más allá, por lo que debemos sostenernos en la confianza, y con momentos de claridad donde se nos haga más fácil andar. Pero todos estamos en ese proceso. No hay excepciones de raza, de geografías, ni ideologías.
 
Este cambio se diferencia de otros por ser más profundo. Somos los seres humamos cambiando en nuestras bases. El nuevo ciclo que comienza en el planeta nos pide integridad, honestidad y una convivencia basada en el respeto de nuestras diferencias. Pero curiosamente, estamos viendo lo contrario porque se están haciendo obvias todas las lecciones pendientes. Estamos en la graduación de los aprendizajes de varios siglos. Y la vida está poniendo en agenda todo lo que habíamos dejado pasar.
 
Si logramos identificar este momento tal como es, resultará más simple transitarlo. No perderemos energía en los enojos o la frustración, sino que pondremos más atención en lo que debemos aprender, cada uno, individualmente, con la situación que estemos viviendo.
 
Cada momento nos está dando la posibilidad de aprender y seguir. O de resistirnos y demorar que el nuevo mundo se instale. Sí, sólo podremos demorarlo, porque es inevitable que evolucionemos. Pero en nuestras manos está el control del tiempo para que el cambio termine de ocurrir.
 
¿Qué es lo que yo, personalmente, debo aprender con esto que está ocurriendo? ¿Qué es lo mejor que puedo hacer? ¿Estoy siendo parte de lo nuevo o aún me enredo en lo viejo?
Estas preguntas podrán enfocar nuestro trabajo por hacer.
 
¡Manos a la obra!