Hago este trabajo, el de compartir ideas, puntos de vista, y con más insistencia en preguntar más que en responder, porque tengo la certeza que todos ya sabemos lo que necesitamos saber. Y que podemos acceder, no solo a las respuestas, sino a la claridad para verlas. Y hasta la voluntad para tomar acción en base a ellas cuando el miedo intenta distorsionar la mirada. Pero para llegar a ese punto hay un proceso que necesita de la reflexión. Y, este punto, es personal. Es decir, nadie puede reflexionar por nosotros, porque nos quedaríamos con su punto de vista, que puede ser claro, pero no es el nuestro. No es nuestra respuesta.

Este es el punto donde siento que como humanidad nos hemos detenido. Ansiosos por tener soluciones rápidas, que no son más que parches, hemos estado demasiado ocupados en otras cosas que creemos importantes, terminamos “pagándole” sea con dinero, tiempo o algún tipo de sacrificio a otras personas que piensen por nosotros. Y siempre hay alguien dispuesto a hacer ese negocio con nosotros. Y así vamos, de golpe en golpe. ¿Cómo podría caminar usando los ojos de otro? La caída es la opción más segura.

Por eso, intento dejar estas palabras como un llamado de atención y también como una cuota de esperanza. Llamar la atención de aquellos que creen que por sí mismos no pueden lidiar con su realidad y tratan de comparar soluciones. Esa solución comienza con una respuesta y esa respuesta todos la tenemos. Para escucharla, debo preguntarme lo que realmente quiero que se me revele, detenerme, darme tiempo y espacio para escucharme. Y, quizás, agregarle un poquito de humildad en reconocer que la respuesta “verdadera” muchas veces no coincidirá con la que teníamos en mente.

Y, por otro lado, dejar una cuota de esperanza por la misma razón: si contamos con nosotros y estamos dispuestos a obedecer a nuestra sabiduría, estamos a salvo. Nada externo podrá nublarnos porque nuestras luces estarán suficientemente encendidas para ver. Realmente ver.

Retomemos el olvidado ejercicio de la reflexión. Nuestro mundo lo está pidiendo.