4-pasos-dialogo

  1. Sostener la conversación para evitar la discusión. Cuando discutimos, solemos enfocarnos en defender razones y no abrirnos a escuchar al otro. Si queremos llegar a una conclusión, mantengámonos atentos tanto a lo que queremos decir, como a lo que el otro dice. No ensayemos defensas mientras el otro habla.
  2. Conectar con lo que el otro siente. No siempre lo que decimos refleja lo que realmente nos sucede. Prestemos atención a lo que se dice, pero también cómo se siente.
  3. Buscar un espacio que permita la intimidad. Un espacio donde lo externo no nos quite la atención de lo más importante: la persona que está sentada frente a nosotros.
  4. Darnos tiempo. Quitar el apuro en la búsqueda de una respuesta. Si queremos conectar con la otra persona, vayamos más lento. No siempre el tiempo de nuestras preguntas coinciden con el tiempo que la otra persona tiene para saber que decirnos.